sábado, 12 de noviembre de 2011

EL TEMPLARIO DEL SIGLO XXI



El templario del siglo XXI no viste cota de malla; se ha despojado de su armadura porque le oprime y asfixia.
No seca el sudor de su frente tras las batallas contra el infiel;seca sus lágrimas tras las batallas consigo mismo.
No obedece LA Regla; obedece a los dictados de su corazón y su intuición.
Su fe no lo ciega; le aporta fuerza para levantarse.
Su deber no consiste en proteger los Lugares Sagrados del infiel; su deber es proteger su integridad sagrada de un pensamiento infiel.
Su objetivo no es  la conquista de Jerusalem; su objetivo es la conquista de sí mismo.
Los peligros no los aparta de su camino mediante el uso de la espada; entierra la espada y se enfrenta desarmado  al  peligro.
El templario del siglo XXI no es monje-guerrero sujeto a una vida conventual y militar;es Persona en todas sus manifestaciones vitales.
No es religioso;es espiritual.
Su misión no es aniquilar,sino construir.
Sabe que el camino no lo lo dirigirá hacia Jerusalem sino hacia la LUZ.
Sabe que San Juan de Acre es una derrota mínima comparada con la derrota de negarse a sí mismo...
El templario del siglo XXI es cualquier hombre o mujer que ha despertado del letargo insustancial para convertirse en forma y sustancia de la existencia









2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tí por tu hermosa percepción,,,

    Sonia

    ResponderEliminar